El Exorcismo de Anneliese

  • Actualizado
  • Publicado en Documental

El Exorcismo de Anneliese

Anneliese Michel nació el 21 de septiembre de 1952 en Leiblfing, Baviera, Alemania Occidental, en una familia católica muy devota.

A los 16 años, sufrió su primer ataque de epilepsia y fue diagnosticada con epilepsia del lóbulo temporal, una condición que afecta al cerebro y puede causar alucinaciones, cambios de humor y convulsiones.

Durante los siguientes años, recibió tratamiento médico y psiquiátrico, pero su estado no mejoró. Al contrario, empezó a mostrar signos de depresión, intento de suicidio, intolerancia a objetos religiosos, voces que le ordenaban cosas y visiones de demonios.

Anneliese y su familia creyeron que estaba poseída por fuerzas malignas y solicitaron un exorcismo a la Iglesia católica, pero esta se negó inicialmente, alegando que no había evidencia suficiente de posesión y que debía seguir con la ayuda médica.

En 1975, después de mucha insistencia, dos sacerdotes obtuvieron el permiso del obispo local para realizar el exorcismo a Anneliese, siguiendo el ritual antiguo de la Iglesia.

Entre septiembre de 1975 y julio de 1976, Anneliese fue sometida a 67 sesiones de exorcismo, que duraban hasta cuatro horas cada una. Durante ese tiempo, dejó de comer, beber y cuidarse. Según los testimonios, Anneliese afirmaba estar poseída por seis demonios, entre ellos Lucifer, Hitler y Judas Iscariote, y que debía sufrir por los pecados de la humanidad.

El 1 de julio de 1976, Anneliese murió en su casa, pesando solo 30 kilos. La causa oficial de su muerte fue desnutrición, deshidratación e inanición, agravadas por la neumonía y la fiebre.

Los padres y los sacerdotes responsables del exorcismo fueron acusados de homicidio por negligencia y llevados a juicio. Durante el proceso, se presentaron las grabaciones de las sesiones de exorcismo, que mostraban los gritos, ladridos y blasfemias de Anneliese. Los acusados se defendieron argumentando que actuaron de buena fe y que respetaron la voluntad de Anneliese, que se negó a recibir atención médica. El tribunal los declaró culpables y les impuso una pena de seis meses de prisión con libertad condicional y una multa.

Su historia inspiró varias obras, como las películas El exorcismo de Emily Rose y Réquiem.

¡Gracias por ser parte de nuestra comunidad de lectores! ¿Disfrutaste de esta historia? ¡Comparte tus pensamientos y déjame saber qué te pareció!

Deja una respuesta