Amor en Dos Tiempos Cap 22

Amor en Dos Tiempos Cap 22

Capítulo 22 – Cambiando De Trabajo

Conforme pasó el tiempo, Valentina continúo trabajando como repartidora en la motocicleta de Diego, provocando alegría y energía a su alrededor. Cada día comparte sus aventuras en la red social de Diego, aumentando aún más su popularidad.

Las publicaciones de la pareja están llenas de amor y alegría, lo que les brinda una base de seguidores leales que adoran su relación.

Una tarde soleada, Valentina estaba haciendo una entrega en el centro cuando un grupo de chicas se les acercó emocionadas. Seguían a Diego y Valentina en las redes sociales y se reconocieron de inmediato.

Le pidieron una foto a Valentina y ella, siempre amable y sonriente, aceptó encantada. Continuando con la conversación, Valentina recuerda que el amor y la felicidad en una relación se basan en el respeto mutuo, la comunicación abierta y el apoyo incondicional. Las anima a encontrar pareja que compartan sus valores y quieran crecer juntos.

Luego de posar para fotografías y compartir sabiduría con los jóvenes, Valentina se despidió con una sonrisa y continuó con su labor como repartidora. Mientras tanto, María y Andrés enfrentan las consecuencias de sus acciones.

Andrés está cumpliendo condena en prisión por su comportamiento violento y pérdida de poder. Por otro lado, tras las revelaciones de Valentina, María ha perdido la reputación de la empresa que solía tener y se enfrenta al rechazo de muchos compañeros.

La decisión de Diego de renunciar fue su elección después de una cuidadosa consideración y conversaciones con Valentina. Aunque le iba bien en su trabajo, las largas horas comenzaron a cansarlo y quería pasar más tiempo con sus seres queridos.

Un día, después de un día agotador en la oficina, Diego y Valentina estaban sentados en el comedor de su departamento. Mientras comían una cena casera, la conversación giró hacia el futuro y sus proyectos personales.

Diego: (suspira profundamente) Valentina, necesito hablarte de algo importante.

Valentina: (emocionada) Claro Dieguito, ¿qué pasó?

Diego: (tomando la mano de Valentina) Sabes, he estado pensando en nuestra relación y cómo mejorarla.

Valentina: (asiente) Sí, lo sé Dieguito. Siempre estamos buscando maneras de hacernos más felices.

Diego: (sonriendo) Sí, eso es lo que más aprecio de nosotros. Pero recientemente me han ofrecido algunas oportunidades laborales que cambian nuestra dinámica.

Valentina: (frunce el ceño) ¿Qué posibilidades?

Diego: (explicando) Por mis redes sociales me han contactado varias empresas relacionadas con motocicletas y productos para acampar. Me invitan a trabajar con ellos, lo que significa que tengo un horario más flexible y menos tiempo en la oficina.

Valentina: (pensando) Ya veo, eso suena bien. Pero ¿qué significa esto para nosotros?

Diego: (mirando a Valentina a los ojos) Significa que hago más tiempo para ti y para nosotros. Podemos hacer más planes juntos, disfrutar de aventuras y acercarnos más el uno al otro.

Valentina: (sonriendo) Eso suena increíble, Dieguito. ¿Pero estás seguro de que quieres hacer esto?

Diego: (asiente) Sí, estoy seguro. La vida es corta y quiero usarla contigo. Quiero construir un futuro donde estemos más unidos y más felices.

Valentina: (emocionada) Dieguito, siempre te he apoyado en todo. Si eso es lo que quieres, estoy totalmente de acuerdo.

Diego: (tomando la mano de Valentina) Gracias Valentina. Eres increíble y estoy emocionado por el futuro.

Valentina: (sonriendo y abrazándolo) Yo también, Dieguito. Mientras trabajemos juntos, nada será insuperable.

Valentina, llena de emoción por las palabras de Diego, se acerca a él y lo besa apasionadamente. Chispas de pasión volaron entre ellos mientras se abrazaban y celebraban el nuevo capítulo de su relación.

Cuando se entregan el uno al otro, el mundo que los rodea desaparece.

En la oficina, Diego llamó a sus compañeros Carolina y Juan para comunicarles su decisión de renunciar.

Aunque todos estaban tristes por la partida de su amigo, no pudieron evitar contagiarse de su entusiasmo y emoción.

Diego: (entra emocionado a la oficina) ¡Hola a todos! Quiero compartir algo importante con ustedes.

Carolina: (mira con curiosidad a Diego) ¡Hola Diego! ¿Qué pasó? Pareces emocionado.

Juan: (asiente) ¡Sí, seguro es importante, suéltalo hermano!

Diego: (sonríe) Bueno, lo pensé mucho y tomé una decisión. Dejaré mi trabajo aquí.

Carolina: (escupe su café hacia Juan sorprendida) ¿Renunciar? ¿Por qué Diego?

Diego: (explicando) Aunque me ha ido bien en este trabajo, he trabajado muchas horas y siento que necesito un cambio. Además, me han brindado buenas oportunidades relacionadas con las motocicletas y el camping.

Juan: (intrigado limpiándose el café) ¿Buenas oportunidades? ¿Qué tipo de oportunidades?

Diego: (emocionado) Recibí ofertas de varias empresas relacionadas con motocicletas y equipamiento para acampar. Puedo seguir haciendo lo que amo y tener más tiempo libre.

Carolina: (sonriendo) Eso suena bien, Diego. ¿Pero qué pasa con tu puesto aquí?

Diego: (mirando a Carolina) Precisamente de eso quiero hablar. Creo que tú, Carolina, serías la mejor persona para ocupar mi puesto. Tienes las habilidades y la experiencia necesaria.

Juan: (asiente) Concuerdo. Si Diego confía en ti, sé qué harás un buen trabajo.

Carolina: (agradecida) Vaya, Diego, eso significa mucho para mí. Estoy agradecido por esta oportunidad.

Diego: (sonriendo) Me alegra oír eso. Chicos, deben saber que no me iré del todo. Siempre seremos amigos y les ayudaré cuando lo necesiten.

Carolina: (abraza a Diego) ¡Gracias Diego! Eres un muy buen amigo.

Juan: (uniendo el abrazo) ¡Estamos contigo hermano!

Diego habla con su jefe y le explica por qué dejará el trabajo. Mencionó que Carolina, su amiga y colega de confianza, sería la candidata perfecta para su puesto y que no se arrepentiría de la decisión. Su jefe escuchó atentamente y luego de una breve conversación aceptó la renuncia de Diego y prometió considerar a Carolina para el puesto vacante.

La noticia corrió por la oficina y aunque todos estaban tristes por la partida de Diego, pensaron que Carolina sería una buena opción para ocupar su lugar. Los compañeros expresaron sus mejores deseos para la nueva aventura de Diego y felicitaron a Carolina por la oportunidad.

María estaba ocupada trabajando en su oficina cuando empezó a escuchar susurros y susurros a su alrededor.

Sus compañeros comentan emocionados la noticia de que su exnovio Diego se va y cómo renunció.

María quedó sorprendida por la noticia y les pidió más información para saber qué pasó. Los compañeros de María le explicaron que Diego había decidido dejar su trabajo y empezar una nueva aventura en el campo de las motocicletas y el camping.

Le contaron sobre la creciente popularidad de sus perfiles en redes sociales, las ofertas de trabajo que había recibido de empresas relacionadas con su pasión y cómo decidió dedicarse a lo que amaba.

Aunque María intentó ocultar sus sentimientos, esta noticia le afectó. La dejó vacía y arrepentida al saber que Diego seguía adelante con su vida y sus sueños sin ella.

Mientras escucha a sus compañeros hablar sobre el éxito y la felicidad de Diego, reflexiona sobre las decisiones pasadas y cómo han afectado su relación.

María quedó afectada por la noticia de la renuncia de Diego e impulsivamente decidió ir a su oficina a buscarlo. Se separó del grupo de sus compañeros, que siguen hablando entre ellos, y va en busca de Diego.

Sus pasos la llevaron al otro lado de las instalaciones donde sabía que lo encontraría. Pero cuando llegó a su destino, se encontró con una escena inesperada.

Ahí estaba Diego y su nueva pareja Valentina.

Valentina notó la presencia de María y no dijo nada, pero sus ojos estaban fríos y llenos de odio.

Valentina no necesitó palabras para saber que no iba a dejar que María se acercara más a Diego.

Diego nota la presencia de María, pero decide seguir adelante con Valentina.

María se quedó inmóvil, sintiendo que las emociones la invadían. Sabía que su oportunidad de recuperar a Diego se había esfumado, y la mirada de Valentina sólo aumentó su frustración.

Después de un momento de agitación, María finalmente se dio vuelta y se alejó, sintiendo el peso de su decisión anterior. Ahora deberá afrontar las consecuencias de perder a Diego para siempre.

Navegación de la serie<< Amor en Dos Tiempos Cap 21Amor en Dos Tiempos Cap 23 >>
¡Gracias por ser parte de nuestra comunidad de lectores! ¿Disfrutaste de esta historia? ¡Comparte tus pensamientos y déjame saber qué te pareció!

Deja una respuesta